Archive for the 'GOD OF WAR' Category

10
Mar
09

GOD OF WAR

KRATOS:

godofwarbyclonerhkp4

Kratos, el Espartano

Kratos nació en Esparta, una ciudad de Grecia caracterizada por ser cuna de los mejores guerreros. Desde muy pequeño Kratos mostraba gran fuerza, resistencia y tenacidad, a diferencia de su hermano menor, el cual fue rechazado por los militares y mandado al exilio, donde murió. Kratos fue reclutado y separado de su madre. Con gran maestría, entrenamiento, disciplina y constancia, él fue escalando rangos en la milicia espartana, hasta alcanzar el grado de general, junto a miles de guerreros, que estaban bajo su mando.

Uno tras otro, los pueblos bárbaros caían ante las tácticas brutales y despiadadas de kratos. Su ambición lo llevó a seguir conquistando pero muy al norte, se enfrentó con su destino. Un gran ejército de bárbaros hizo frente al ejército de Donaldo. Sus subordinados fueron cayendo uno a uno y Kratos quedó a merced del Jefe Bárbaro.

Existen muchas teorías sobre quién es en realidad el hermano de Kratos, unas apuntan a que se trata de Hércules, pero otras dicen que es Ares ya que en un video extra que se consigue al terminar el juego, se ve a una persona, algo parecida a Ares, que esta en el inframundo y jura venganza contra Kratos.

Las espadas del Caos

Las espadas del caos constan en desgarrar a sus enemigos a través de su energía infernal.

No quedaba ninguna esperanza: Kratos iba a morir a manos del Jefe Bárbaro pero en un último y desesperado intento de sobrevivir, suplicó a Ares, Dios de la guerra, ofrecer su vida a cambio de la victoria diciendo: “¡Ares!, destruye a mis enemigos y mi vida es tuya”. En ese instante, el cielo se abrió, la tierra tembló y el aire se secó: el mismísimo Dios de la Guerra, Ares, con sus cabellos de fuego y su armadura resplandeciente, bajó del Olimpo a cerrar el trato.

En un pestañeo el poderoso Dios mató a sus enemigos y entregó a Kratos las Espadas del Caos: un par de espadas unidas a unas cadenas, que quedaron fundidas a sus brazos. Con este nuevo poder, con un solo movimiento, cortó la cabeza del Jefe Bárbaro, consiguiendo la victoria. Desde este momento él fue el fiel guerrero de su dios, Ares.

El precio de la victoria

Kratos siguiendo las ordenes de Ares esparciendo las sangrientas batallas a su nombre y de cada aldea que destruía se le fueron uniendo soldados que bajo las ordenes de Kratos atacaban las aldeas a su paso dejando tras de si solo muerte y destrucción. Una noche, Kratos y su ejército tienen el objetivo de aniquilar una aldea, por orden de Ares. El oráculo de la aldea, una anciana que puede ver el futuro, le aconseja a Kratos que no entre al templo, porque ahí se encontraría con su destino. Pero Kratos no sigue el consejo y al entrar comienza una nueva matanza ciega, sin ninguna compasión por niños ni mujeres. Cuando termina su tarea descubre con gran frustración que sus últimas víctimas mortales no eran otras que su esposa e hija llamada Caliope. Él no se explica que estuvieran ahí. Ares, mientras tanto, intenta convencer a Kratos que sin su familia de por medio, se convertiría en el guerrero perfecto. Pero Kratos no quería hacerlo, y le planta cara a Ares, amenazando que le mataría, aunque fuera la última cosa que hiciera en su vida. Al salir del templo, para que nunca olvidase lo ocurrido, la oráculo hizo que las cenizas de sus seres queridos se pegasen a la piel de Kratos, dándole un color blanco pálido que hizo que Kratos se ganara el sobrenombre de: “Fantasma de Esparta“. Kratos sufrirá pesadillas de este momento para que nunca lo olvide.

El campeón de los Dioses

Desde ese momento, y tras 10 largos años, sirve a los dioses del Olimpo como su campeón, haciendo tareas, como matar a la Hidra en el Mar Egeo por petición de Poseidón. Todo ello por solo un trato: el olvido de las pesadillas que le atormentan. Después de tantos años de obediencia, Kratos se comunica con Atena y le reclama el perdón de los Dioses y el olvido de las pesadillas. Pero Atena le dice que necesita cumplir una última tarea: derrotar al dios de la guerra, Ares, el cual se encuentra destruyendo la ciudad de Atenas. Con el único propósito de encontrar la paz interna, se embarca en la aventura de matar a un Dios. Gracias al oráculo de Atenas, descubre que el único poder para matar en un Dios reside en la Caja de Pandora. La caja se encuentra en el templo de Pandora, al final del desierto de las almas perdidas, que descansa sobre la espalda del último de los grandes titanes, Cronos.

La Caja de Pandora

Con un rumbo a seguir, Kratos se embarca en una aventura llena de peligros, donde se encontrará con todo tipos de criaturas, como sirenas, minotauros, cíclopes y gorgonas; además de los múltiples rompecabezas que tiene que armar con el fin de encontrar y usar la Caja de Pandora. Cuando al fin la tenia en su poder, Ares mientras estaba destruyendo Atenas se da cuenta del éxito de Kratos y antes de que este pueda usar el poder de la caja lo atraviesa con una columna de hormigón. Kratos ve como su única esperanza de ganar se desvanecen delante de él. Sin fuerza, solo le queda la muerte, lugar donde reina Hades. Vuelve a nuestro mundo con la ayuda de un anciano (Zeus) y se prepara para enfrentar a Ares.

Kratos Vs Ares

Cuando Kratos abre la caja de Pandora se desata el poder de los dioses, y se vuelve del mismo tamaño que Ares, que estando un poco cansado despues de haber peleado un poco contra Kratos abre un portal el cual lo envía a otra dimensión, va cayendo y toca tierra, entra a una casa donde esta la esposa e hija de Kratos, salen clones de Kratos pero acaba con todos, pero las espadas se desprenden de sus manos y se clavan en el cuerpo de la esposa e hija, vuelve donde Ares pero sin sus espadas, y cuando Ares esta a punto de clavarle su espada, Kratos recuerda la espada sobre la cual caminó y antes de que Ares acabe con él, salta, toma la espada y comienzan a luchar, derrotando a su enemigo dará fin a esta gran batalla.

El nuevo Dios de la Guerra

Había conseguido lo imposible para un humano, la ultima tarea, que era derrotar al dios de la guerra, era hora de cumplir con el resto del trato. Pero los dioses no olvidan y tampoco lo hará él, porque Atenea le prometió el perdón de sus pecados pero sus pesadillas le seguian atormentando. Tanto trabajo y esfuerzo no ha servido para salir de los tormentos que le invaden; Kratos, triste y abatido decide no seguir con vida y se dirige al monte más alto de toda Grecia para tirarse al vacío y terminar con su agonía.

Pero una vez más, los dioses tenían otros planes para él y mientras entraba en las heladas aguas del Mar Egeo, se descubre flotando en el aire de regreso a la cima del monte. Una vez ahí se encuentra con una estatua de Atenea, la cual le dice que los dioses no pueden permitir que alguien que les ha servido con tanto empeño termine así con su vida. También hay una vacante en el Olimpo: dado que el Dios de la Guerra ya no existe, Kratos merece ocupar su lugar. Además, Atenea le da entrega de las Hojas de Atenea, espadas parecidas a las Espadas del Caos, pero hechas de oro en vez de hierro. Es así como después de todas sus aventuras, tristezas y desengaños el una vez guerrero mortal, Kratos, se convirtió en el nuevo Dios de la Guerra. Kratos enfrenta muchas batallas y pronto se enfrentara a la ira de Zeus13476004900fab8f1b71ohc3